Adéntrate y descubre la historia y la cultura árabe e islámica.


martes, 11 de marzo de 2008

EL MOVIMIENTO DE TRADUCCIÓN DEL GRIEGO AL ÁRABE (SIGLOS VIII – X)




“Un siglo y medio de estudios greco-árabes han mostrado de forma amplia que a partir de aproximadamente mitad del siglo VIII hasta el fin del siglo X casi todas las obras seculares griegas de carácter no literario y no histórico que estaban disponibles en el conjunto del Imperio bizantino oriental y en el Oriente Próximo fueron traducidas al árabe. Esto quiere decir que todos los escritos griegos de la siguiente lista, con esos temas salvo los que hemos mencionado, escritos que nos han llegado de época helenística, romana, y de la Antigüedad tardía, así como muchos otros que no han sobrevivido en su original griego, fueron sometidos a la magia transformadora del traductor: la astrología, la alquimia y las otras ciencias ocultas; las materias del quadrivium, es decir, la aritmética, la geometría, la astronomía y la teoría de la música; el campo entero de la filosofía aristotélica en toda su historia, a saber, la metafísica, la ética, la física, la zoología, la botánica y, especialmente, la lógica (esto es, el Organon); todas las ciencias de la salud: la medicina, la farmacología y las ciencias veterinarias; así como otros géneros de escritos marginales, tales como los manuales bizantinos relativos a la ciencia militar (la táctica); los compendios de sabiduría popular y asimismo obras sobre la cetrería. Puede hacerse uno una idea de la extensión de la materia traducida si se considera que la edición de las obras completas de Galeno por Kühn y la edición de la Academia de Berlín de los comentarios griegos de Aristóteles –trabajos que constituyen sólo una fracción de las obras traducidas- alcanzan setenta y cuatro gruesos volúmenes. Puede avanzarse con toda razón que el estudio de los escritos seculares griegos post-clásicos difícilmente puede hacerse sin los textos en árabe, lengua que aparece, en este contexto, como la segunda lengua clásica, antes incluso que el latín.
El movimiento de traducción que comienza con el ascenso de los abasíes y se produce principalmente en Bagdad representa una actuación asombrosa. Independientemente de su significación para las filologías griega y árabe y para la historia de la filosofía y de la ciencia, difícilmente puede ser aprehendido y explicado más que como un fenómeno social, un aspecto hasta ahora muy poco estudiado. Más explícitamente, el movimiento de traducción greco-árabe dura, por lo pronto, más de doscientos años; no fue un fenómeno efímero. En segundo lugar, se apoyó en el conjunto de la élite de la sociedad abbasí, es decir, los califas y los príncipes, los funcionarios civiles y los jefes militares, los mercaderes y los banqueros, los profesores y los sabios. No fue el proyecto favorito de un grupo particular al servicio de un programa limitado. Tercero, fue pagado con fondos enormes, públicos y privados a la vez; no fue el antojo excéntrico de algún mecenas o una actitud superficial y a la moda adoptada por algunos ricos patrones deseosos de invertir en una causa filantrópica o de prestigio. Finalmente, fue llevada a cabo siguiendo una metodología científica rigurosa y una estricta exactitud filológica –por el célebre Hunayn ibn Ishaq y sus colaboradores- sobre la base de un programa sostenido que alcanzaba a varias generaciones y que refleja, en última instancia, una actitud social y la cultura pública de la sociedad abbasí primitiva. No fue el resultado de intereses científicos fortuitos de algunos individuos excéntricos que, como se ve en otras épocas, se habrían lanzado a los arcanos de estudios filológicos o textuales, y que serían históricamente no pertinentes.”
Imágenes: traductores, plato con escena de caza, médico estirpa una catarata a su paciente, médico toma el pulso a su paciente.

Dimitri Gutas, Pensée grecque, culture árabe, París, Aubier, 2005, pp. 24-25.

Visitas

Avisos Clasificados Buenos AiresTurismo OnlineAvisos Clasificados Gratis en Brasil