Adéntrate y descubre la historia y la cultura árabe e islámica.


lunes, 15 de febrero de 2010

Mahmud Darwish

Me gustaría aprovechar y hacer una mención especial a este escritor y poeta palestino, considerado uno de los más grandes poetas árabes y uno de los símbolos más importantes de la cultura palestina.  Nacido en un ambiente rural, Mahmud Darwish se crió en el seno de una familia humilde, en la aldea palestina de Al-Birwa. En 1948, debido a la invasión del ejército israelí, la aldea de este gran poeta árabe fue destruída y, junto a sus padres y siete hermanos, tuvo que exiliarse en el Líbano, donde residió durante un año, tras lo cual volvió a entrar clandestinamente en el territorio del recién creado Estado de Israel, estableciéndose en la aldea de Galilea. Su infancia y juventud transcurrió en diferentes lugares de la geografía árabe, y en su madurez, debido a sus ideales políticos se vio obligado a vivir en diferentes países del mundo, siempre alejado de su familia. Fue siempre conocido por el sobrenombre de "poeta de la resistencia" ya que, en 1988, escribió Declaración de la Independencia Palestina. En 1996, Mahmud Darwish por fín pudo regresar a Palestina para visitar a su madre. Lamentablemente, el gran poeta árabe falleció el 9 de agosto de 2008 en un hospital del estado americano de Texas, tras una operación a corazón abierto.

La primera vez que leí esta poesía, no sabía quién la había escrito, pero las palabras de su autor me calaron muy hondo, ya que sin saber cuál era su historia, se puede sentir reflejada en su poesía toda esa nostalgia hacia los seres queridos y nuestra propia tierra cuando estamos lejos de ella o, en su caso, cuando nos despojan de todo lo que amamos con violencia y sin ninguna razón...

Os dejo el original de esta poesía, que pertenece al poemario titulado "Enamorado de Palestina" (1966), junto a una traducción de Luz Gómez García.

محمود درويش

أحنُّ إلى خبز أُمي
وقهوة أُمي
ولمسة أُمي
وتكبرُ فيَّ الطفولةُ
يومًا على صدر يومِ
وأعشَقُ عمرِي لأني
إذا مُتُّ
أخجل من دمع أُمي
خذيني، إذا عدتُ يومًا
وشاحًا لهُدْبِكْ
وغطّي عظامي بعشب
تعمَّد من طهر كعبك
وشُدّي وثاقي
بخصلة شَعر
بخيطٍ يلوِّح في ذيل ثوبك
عساني أصيرُ إلهًا
إلهًا أصير
إذا ما لمستُ قرارة قلبك
ضعيني، إذا ما رجعتُ
وقودًا بتنور ناركْ
وحبل غسيل على سطح دارك
لأني فقدتُ الوقوفَ
بدون صلاة نهارك
هَرِمْتُ، فردّي نجوم الطفولة
حتى أُشارك
صغار العصافير
درب الرجوع
لعُش انتظارِك
 
A MI MADRE
Añoro el pan de mi madre,
el café de mi madre,
las caricias de mi madre…
Día tras día
en mí crece la infancia,
pero amo mi edad, pues
de morir
me avergonzarían las lágrimas de mi madre.


Haz de mí, si vuelvo un día,
adorno de tus pestañas,
cubre mis huesos con hierba
bautizada con tus puros tobillos,
átame
con un mechón de tus cabellos…
con un hilo suelto de la cola de tu vestido…
Puede que me convierta en un dios,
que en un dios me convierta
si toco el fondo de tu corazón.


Ponme, si es que regreso,
como leña en el horno de tu fuego,
como una cuerda de tender en la azotea de tu casa,
porque no puedo levantarme
sin la oración de tu día.
He envejecido, devuélveme las estrellas de la infancia
para que comparta
con los gorriones
la senda de regreso
al nido en que aguardas.

Visitas

Avisos Clasificados Buenos AiresTurismo OnlineAvisos Clasificados Gratis en Brasil