Adéntrate y descubre la historia y la cultura árabe e islámica.


miércoles, 23 de junio de 2010

La hemorragia de las piedras de Ibrahim al-Kuni (capítulo primero)


La Hemorragia de las Piedras es un relato escrito por el prolífico novelista libio Ibrahim Al-Koni en 1990. Nacido en 1948 en la región desértica de Fezzan, al sur de Libia, Ibrahim al-Koni fue criado bajo la tradición de los tuareg. Pasó su niñez en el desierto y posteriormente fue escolarizado en la ciudad cercana de Gadamés, donde aprendió a leer y escribir en árabe cuando tenía doce años. Al-Koni estudió Literatura comparada en el Instituto de literatura Maxim Gorky en Moscú y, luego, trabajó como periodista en Moscú y Varsovia.
En 1974, al-Koni publicó su primera obra literaria: una recopilación de cuentos. Al terminar sus estudios, comenzó a trabajar en el Centro Cultural Libio de Moscú y, más tarde, trabajó como periodista y redactor en una revista cultural en Varsovia. En 1993, se trasladó a Suiza, donde reside desde entonces.
Al-Koni es uno de los escritores árabes más prolíficos de la actualidad. Hasta el momento, su obra literaria abarca más de setenta volúmenes entre novelas y cuentos traducidos a 35 idiomas. En sus trabajos se mezclan elementos mitológicos, la búsqueda espiritual y las preguntas existenciales de ahí que se le haya calificado como realista mágico, fabulista sufí y novelista poético.
Su obra se ha difundido también a través de diarios y revistas como el Ŷarīda Fezzān (جريدة فزان ), Al-Bilād ( البلاد ), Al-Faŷr al-ŷadīd (لفجرالجديبد ), Al-Hurriya ( الحريب ), Al-Maidān (الميبدان ), Al-Haqīqa ( الحقيق ), Tripolitania (طرابلس الغرب ), etc.
La Hemorragia de las Piedras se basa en la vida y las tradiciones del desierto y, como suele ocurrir en las obras de al-Koni, en ella se combinan tanto elementos realistas y actuales como leyendas, mitos y diferentes elementos religiosos. Así, a la vez que se habla de genios, plegarias obligatorias o el demonio, también se menciona a los turistas europeos que llegan con sus todoterrenos rompiendo así la armonía del desierto.
El personaje principal, Asouf, es un joven beduino que a la vez que dedica su vida a pastorear sus cabras por el desierto es también guardián de los secretos del animal más venerado de la zona, el arruí o muflón del Atlas, un tipo de cabra de cuernos retorcidos que se considera el animal más antiguo del desierto del Sahara y al que se atribuye un carácter sagrado.
El fragmento que presentaré en la próxima entrada es la traducción del primer capítulo de la novela, titulado El icono de piedra cuyo argumento se centra en el descubrimiento, por parte de Asouf, del Gran Hechicero, una imagen de grandes dimensiones tallada en la roca, llena de misticismo y relacionada con los genios o espíritus del desierto. Ya en este primer capítulo puede percibirse la mezcla entre lo tangible y lo fantástico, los elementos existentes en la vida real y las referencias a las creencias del desierto. Así, se mencionan entornos geográficos realmente existentes, como, por ejemplo, el valle Metkhandoush y sus petroglifos, un lugar muy visitado hoy día por los turistas, pero igualmente se habla de animales poseídos por los espíritus así como de los genios del bien y del mal, que bien podría entenderse como una alegoría al relato de Caín y Abel.

Presentación y traducción de Belén Ruano Ruano, alumna de 4º curso de Traducción e Interpretación.

Visitas

Avisos Clasificados Buenos AiresTurismo OnlineAvisos Clasificados Gratis en Brasil