Adéntrate y descubre la historia y la cultura árabe e islámica.


martes, 20 de abril de 2010

Escuela abierta de feminismo

La tolerancia y la intolerancia.
La práctica de borrar las diferencias en juego en el diálogo
entre los países de las dos riveras del Mediterráneo denota, en relación al principio de
igualdad de derecho entre hombres y mujeres, una actitud que hace falta vislumbrar.
El ignorar, en nombre del «diálogo de las culturas», estas divergencias de fondo,
recubrirlas de argumentos consensuales y apaciguantes, es mostrar un desprecio hacia
los adelantos del feminismo en los países del Norte y las luchas que tienen lugar en
los países del Sur.
En este debate, es la toleracia lo que frecuentemente
evocamos para explicar esta actitud. No estamos contra la tolerancia, pero pensamos
que hay que limitar la tolerancia por lo intolerable. La tolerancia no puede aceptar
todo bajo el pretexto de que se trata de una cultura diferente. Hay que felicitarse de
que la tolerancia no haya atravesado las barreras contra ciertas prácticas, como la
pedofilia, la esclavitud y que lo prohibido de ellas conserve en la conciencia de los
europeos todo su peso, a pesar de las «prácticas culturales» que las mantienen en
ciertas regiones del mundo. Partiendo de este marco, la primera cuestión que tengo
ganas de plantear es ¿hace falta comprender que la libertad y la dignidad de las
mujeres no tiene el mismo peso en la conciencia europea que la esclavitud?

Fragmento extraído del articulo "Desafios para las mujeres de países arabe-islámicos" de Wassyla Tamzali, foto derecha.

Visitas

Avisos Clasificados Buenos AiresTurismo OnlineAvisos Clasificados Gratis en Brasil